Contaminacion del aire en la tri city

Todos los días, también en las instalaciones, como en otras artes, estamos rodeados de varios factores externos que pretenden enfatizar la existencia y la alegría cercanas. Además de la redundancia básica, como la ubicación, la temperatura, la hidratación del medio y el mismo, también tenemos que operar con diferentes gases. El aire que respiramos no está perfectamente limpio sino contaminado, en un nuevo grado, por supuesto. Antes de contaminarse con polvo, esperamos defendernos usando máscaras con filtros, aunque hay otras impurezas en el aire que a menudo no son fácilmente visibles. Humos venenosos a menudo van hacia ellos. Descubrirlos es muy importante solo gracias a las herramientas de una forma, como un sensor de gas tóxico, que detecta el contenido de las partículas y las informa de su presencia, gracias a lo cual nos advierte del peligro. Desafortunadamente, este peligro es extremadamente peligroso, ya que algunas sustancias cuando el monóxido de carbono es inodoro y, a menudo, su presencia en el aire provoca graves daños a la salud o la muerte. Además del monóxido de carbono, también estamos amenazados por otros factores detectables por el sensor, por ejemplo el sulfato, que es invisible en muchas concentraciones y conduce a un choque instantáneo. Otro gas tóxico es el dióxido de carbono, idénticamente peligroso que era, y el amoníaco: gas que se encuentra en el contenido pero en una concentración más peligrosa y peligrosa para los hombres. Los detectores de elementos venenosos esperan detectar también el ozono y el dióxido de azufre, cuyo gas es más grande que el clima y también tiene una inclinación para cerrar el relleno del área alrededor de la tierra: de este factor, si estamos expuestos a esta base, debemos colocar los sensores en un lugar adecuado Para que él pueda sentir la amenaza y nos informe de él. Otros gases peligrosos que el detector puede llevar a cabo con nosotros son el cloro corrosivo y el cianuro de hidrógeno altamente tóxico, posiblemente también soluble en agua, el peligroso cloruro de hidrógeno. Como eso, un sensor de gas tóxico debe ser instalado.