Caja registradora portatil

La cocina polaca se compone principalmente de platos de carne. Es del estilo en el que hacemos la carne de res, cerdo y aves de corral, dependiendo de si nuestra cena será el resultado o el fracaso.

lavadoLa carne debe ser lavada justo antes de comenzar. No se parece exactamente a la idea de ocultarlo en la nevera, porque durante el lavado gastamos el tamaño de bacterias peligrosas que pueden acelerar el proceso de descomposición. Después de lavar la carne, debemos lavarnos bien las manos. También vale la pena cuidar la limpieza de todos los artículos (cuchillos, tablas de cortar con los que la carne cruda ha estado en contacto.

Cortar y añadirLa carne siempre se debe cortar a través de las fibras. Gracias a esto, será fuerte y cómodo después de hacerlo. Sin embargo, para cortar carne, debemos usar un cuchillo afilado. Una buena manera es cada afilado y enjuague. Gracias a esto, las chuletas cortadas por nosotros no serán desagradables. Es muy importante, especialmente porque el jugo se desgarra a través de los bordes irregulares, por lo que la carne pierde su jugosidad y sabor.

El mejor sabor es la carne previamente marinada. El adobo se puede hacer de ajo, aceite de oliva, romero u otras hierbas y especias. Para que la marinada se absorba significativamente, vale la pena asustarla de antemano. La picadora de carne puede entonces ser insustituible. Gracias a él, el cuerpo absorberá mejor el adobo hecho por nosotros y será más excelente.

Tratamiento termicoLa carne marinada puede ser frita, asada o guisada. Al freír y beber, vale la pena recordar que cuanto menor sea el calor que podremos crear, en absoluto. La carne se fabrica en un grupo de proteínas y grasas, por lo que una temperatura demasiado fuerte y alta hace que deje de ser cohesiva. Freírlos a una temperatura peor, nos derretiremos en tu boca. Al hornear, vale la pena asegurarse de que el cuerpo se riegue con grasa cada vez. Gracias a esto, conservará su propia riqueza y sabor.