A prueba de explosiones ex

La protección contra explosiones es una protección contra explosiones, que es una de las actividades más importantes en áreas potencialmente explosivas. Se debe preparar un buen sistema antiexplosión en el diseño para la prevención adecuada de ignición o incendio. Estas soluciones serán utilizadas sobre todo por personas en todas las zonas en peligro de extinción en todos los sentidos.

Al mismo tiempo, estos sistemas se utilizarán donde exista polvo explosivo en la industria. El sistema de protección contra explosiones se compone principalmente del factor de supresión de explosiones. Este proceso se trata principalmente de conocer la primera etapa de la explosión. Luego aplique una medida que priorice la nivelación de la explosión en un dispositivo específico. Gracias a esto, la explosión no se propaga y se suprime simultáneamente inmediatamente después del encendido. Todo esto crea que el fuego no se propaga. Esta ruta es una de las formas más universales de protección contra una explosión, y si la consigo ahora, estará asegurada antes de que termine. Reduce los resultados de explosión. Este nivel significa elementos tales como cilindros con el elemento de extinción, sensores de presión, sensores ópticos, sensores de polvo y centros de control. El segundo episodio es para aliviar la explosión. Este proceso consiste principalmente en eliminar los efectos de la explosión fuera del dispositivo protegido. Gracias a esto, la presión en el dispositivo vuelve a un nivel popular. Entre los sistemas de alivio se encuentran paneles de descompresión, aletas con un conjunto de cierre automático y sistemas de alivio sin llama. Esta etapa del sistema de protección contra explosiones está desacoplando la explosión. Existe entonces un plan de corte de explosión. Su prisa es principalmente el cierre de tuberías o canales. ¿Por qué? En primer lugar, porque los dos métodos anteriores solo eliminan los efectos del fuego. Sin embargo, algunos efectos residuales de una explosión pueden atravesar tuberías y conductos, que pueden contener explosiones secundarias, que se vuelven cada vez más dañinas. Por lo tanto, el sistema de apagado sigue el plan para evitar las explosiones secundarias ya mencionadas. Por ejemplo, estos son cilindros con un elemento de extinción, válvulas de cierre, válvulas de cierre, sistemas de corte por explosión, también aletas muy importantes.